Un pico extra

Los agentes de la Policía Local de Logroño se repartirán un pico extra de 212.200 euros por su trabajo durante la pasada semana de fiestas de San Mateo gracias al convenio específico suscrito con la Corporación. Nada nuevo para un colectivo que se ha distinguido por su capacidad para conducir sus reivindicaciones al límite del aguante de los sucesivos responsables políticos del Ayuntamiento hasta hacerlos claudicar una vez tras otra desde hace ya algunas legislaturas más allá de su color. De la fuerza de los uniformados en sus exigencias se han escrito algunas de las páginas más rotundas, y tristes, de la relación laboral entre un colectivo de funcionarios y la Administración. La firmeza del cuerpo ha sido inversamente proporcional a la sagacidad y resolución de los políticos de la plaza. Y de fondo, el ciudadano. Pagano de una u otra forma de las insaciables demandas de los unos y de la insolvencia en la gestión de los otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos