Oxígeno para Rajoy

Los Presupuestos del 2018 son la única herramienta con la que cuenta el Gobierno para transitar por los dos años de legislatura que quedan

El Congreso aprobó ayer los Presupuestos para 2018, con el voto a favor de PP, Ciudadanos, PNV, UPN y Foro Asturias. El Gobierno logró finalmente que en la votación coincidieran formaciones que habían manifestado su mutua incompatibilidad. De Ciudadanos con el PNV y viceversa; y de UPN respecto al nacionalismo vasco. La política española aflora paradojas a diario. La impasibilidad de Rajoy ha operado esta vez sobre la certeza de que sus aliados de ayer compartían el interés de que continuara la legislatura. Solo hacía falta que los deseos de entendimiento del PNV se sobrepusieran al aventurado compromiso adquirido respecto a sus homónimos catalanes. Rajoy se hizo ayer acreedor a prolongar su mandato durante otros dos años. Aunque sea dudoso que ello pueda beneficiar realmente a su partido, a pesar de la algarabía con la que sus diputados celebraron ayer el momento. Pero la aprobación de las Cuentas de 2018 a mitad de ejercicio y en circunstancias económicas variables relativiza su importancia sobre la recuperación y el bienestar, aunque haya sectores sociales que salen justamente beneficiados. La reiterada amenaza de Cristóbal Montoro de que el Gobierno optaría por la vía de la prórroga y los decretos si el Congreso rechazaba su proyecto presupuestario ha ido silenciándose en las últimas semanas. Sin duda porque el Ejecutivo Rajoy acariciaba el acuerdo parlamentario; pero también porque la 'alternativa Montoro' hubiera resultado insostenible en medio de la pulsión electoral. También por eso conviene recordar que los Presupuestos de 2018 son la única herramienta con la que cuenta el Gobierno para transitar por los dos años que restan para culminar la legislatura. Eso y la línea de contención fijada junto al PSOE y a Ciudadanos frente al secesionismo catalán. Es como si la estabilidad mínima que supone la tramitación de los Presupuestos ofreciera las condiciones idóneas para que las formaciones en liza pasen desde hoy a confrontarse abiertamente, con la tranquilidad que ofrece haber pospuesto el día del enfrentamiento electoral. Un suelo mínimo que conforta también a las opciones críticas con los Presupuestos, como el PSOE y Podemos, necesitadas de tiempo. Y un PNV que obtiene ventaja del 155, porque la intervención sobre la Generalitat le ha permitido apurar la negociación a favor de Euskadi.

 

Fotos

Vídeos