PARA LUEGO ES NUNCA

MANUEL ALCÁNTARA

El prior del llamado Valle de los Caídos ha rechazado exhumar los restos del general de tan elevada graduación que fue llamado 'generalísimo'. El mortuorio recinto no desea darle hospedaje porque sabe que son manantial de discordia y que la discordia es nuestra especialidad. Ojalá cese o al menos se atenúe cuando haya elecciones generales, pero parece que los que las desean son los mismos que los que las temen. Mientras, seguimos aguardando, cosa que tiene su mérito cuando no se espera nada. Lo que era enredo es desbarajuste. No siempre el Tiempo, cuando se escribe con mayúscula, lo arregla todo porque hay cosas que las pone peor de lo que estaban antes de intentar corregirlas.

Asistimos a un final de época sin saber cuándo empezó. ¿Vuelve el pasado o es que jamás se ha ido? La mitad de los votantes del PSOE rechaza dialogar con el separatista Torra, pero él habla solo o con sus separatistas partidarios de trocear España. Casi siete de cada diez electores rechazan, con más o menos vehemencia, que la posible conversación con el recalcitrante Torra conduzca a alguna parte y por eso lo que piden, a voz en grito, es que haya nuevas elecciones generales. A ver si España se entiende con ella misma. El prior del Valle de los Caídos rechaza exhumar al que considera mayor culpable, que es el difunto que sigue vivo y coleando. A todo esto, la mitad de los votantes del PSOE piden aplicar ya el artículo 155. Que por cierto nunca se ha ido del todo. Así están las cosas y así seguirán estando hasta que no haya elecciones generales. Para luego es nunca.