Nuevo bono social

El 8 de octubre termina el plazo para que los antiguos beneficiarios del llamado bono social -un descuento en la factura de la luz-, unos 700.000 hasta ahora, soliciten si procede el paso al nuevo sistema, aprobado a finales del año pasado, que vinculó estrictamente este beneficio a la renta de los hogares (con anterioridad, también podían acogerse al sistema unidades familiares con bajo consumo, incluso segundas residencias, con independencia de la renta). Además, a partir del mencionado día, podrán darse de alta quienes cumplan los requisitos exigidos, sin aguardar plazo alguno. Este beneficio social llega cuando la factura de la luz se ha disparado, por razones que la opinión pública no entiende y que, de momento, no están siendo abordadas por los poderes públicos. Por lo menos, se aligera así la carga de los menos favorecidos, pero este alivio de conciencia no debe entorpecer la solución del problema de fondo, que es el de la carestía excesiva de la electricidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos