NOVÍSIMA INQUISICIÓN

PABLO GARCÍA-MANCHA

La Universidad de La Rioja decidió en 2016 fulminar el curso 'Derecho, Toros y Sociedad' tras diez años de andadura a pesar de ser, junto con el Aula Taurina de la Universidad San Pablo CEU, el evento taurino-cultural universitario más longevo de España. José Ignacio Ruiz de Palacios, profesor del Departamento de Derecho y director académico del curso desde su inauguración, no recibió más explicación oficial del Rectorado que algo referido a la financiación del mismo. Dio igual que por el curso hayan pasado personalidades de la talla de Ramón Vila, Juanma Lamet, Miguel Ángel Montañés, Fernando González Viñas, Bernardo Sánchez, Carlos Abella, Pierre Subra de Bleusses, Gonzalo Santonja, François Zumbiehl o Enrique Stern, entre muchos otros. Da lo mismo. La UR ha tomado la arbitraria decisión de expulsar la tauromaquia de sus aulas y a su vez, acoger desde este año un curso titulado 'Derecho Animal, Ética y Sociedad', que tiene todo el derecho de ser celebrado, pero que más allá de copiar el nombre del ciclo censurado define con absoluta nitidez el camino de la falta de pluralidad de la institución pública universitaria. ¿Por qué calcinar un curso autosuficiente con diez años de andadura? ¿Por qué expulsar de la universidad que pagamos todos una manifestación cultural respaldada por el actual marco jurídico? ¿Por qué la UR traiciona el principio de sus cursos estivales como señala en su propia web?: 'La UR quiere convertirse en el eje cultural de referencia abriendo sus puertas a todos aquellos temas cuyo contenido sea demandado por la sociedad'. Es decir, fuera del templo los librepensadores que ya estamos aquí los clérigos de la novísima Inquisición para decir quién puede entrar y quién debe salir del paraninfo.

 

Fotos

Vídeos