LA NÓMINA

MANUEL ALCÁNTARA

Cuando la inflación se dispara siempre resultan malheridos los mismos y ya hemos superado las subidas de las pensiones. ¿Dónde ha quedado el poder adquisitivo de los jubilados? La ministra de Educación, que también es la portavoz del Gobierno, dice que hay que crear una asignatura obligatoria de valores cívicos. Tendrá que hacerlo antes de que pierdan su valor, que está bastante devaluado, pero lo que más nos preocupa es aprender a vivir sin los 'ídolos de la afición', a los que han desmontado de sus hornacinas. Tenemos que acostumbrarnos a vivir sin Cristiano Ronaldo y sin Messi, que llenaban nuestro vacío, aunque pusieran otro, ya que en el aire cabe todo lo que se ponga y nunca hay aglomeraciones.

El presidente Sánchez se está haciendo una idea aproximada de hasta dónde le puede llevar su ambición, que es más legítima que la de sus adversarios. Pedro Sánchez ha sacado al PP del Gobierno, pero tiene que poner algo sólido en su lugar porque la gente está ahíta de promesas. Son como las pepitas de girasol, que no mantienen, pero entretienen. El proyecto sugestivo de vida en común, del que venimos hablando desde Ortega y Gasset, ya no sugestiona a nadie. Los separatistas catalanes lo han demolido porque no quieren nada comunitario. Al llamado «supremacismo soberanista» lo ha reemplazado el regionalista y los separatistas catalanes no se conforman con algo, sino con todo. Mientras tanto, la nómina mensual de pensiones bate su propia plusmarca. Que nadie se pregunte dónde vamos a parar porque en este viaje catalanista no están previstas las paradas. Se acabó lo que se daba, que además no era gratis porque todo vale lo que cuesta y a veces más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos