Municipalismo y cambio

Municipalismo y cambio

En el verano de 2014 se reunía en la plaza del Mercado un grupo de personas de distintos sexos y edades con la intención y voluntad de demostrar que una nueva forma de hacer política era posible. Una política de abajo hacia arriba, una política hecha por y para la ciudadanía, una política donde las prioridades y necesidades reales y diarias de las personas, así como su entorno y el medio ambiente, fueran el foco y estuvieran representadas y defendidas con voz en el gobierno municipal frente a aquellos gobiernos del despilfarro, los sobrecostes y ajenos a los problemas de los vecinos y las vecinas de Logroño. Finalmente, así fue un 24 de mayo de 2015 y así lo han hecho mis compañeros y compañeras de Cambia con todo su esfuerzo y voluntad, de la mejor forma que han sabido, con un trabajo que nos ha hecho únicos, útiles y con una energía desbordante impulsada por la gente de a pie.

Ahora es momento de continuar con el desarrollo y la construcción del proyecto por y para nuestros vecinos y vecinas. Estamos con la misma ilusión y ánimo que cuatro años atrás, donde nos toca seguir desde la experiencia y el trabajo realizado, siempre teniendo presente la máxima del cartel que tenemos colocado en la puerta del despacho de nuestro grupo municipal: «Nunca olvides de dónde venimos, qué defendemos y para lo que estamos aquí».

Durante este tiempo hemos demostrado que es posible hacer una nueva política. Esta se basa en el convencimiento de persistir en defender todo aquello que creemos que es lo mejor para Logroño y su ciudadanía, que es lo que nos impulsa y da fuerza a presentarnos el 26 de mayo.

CambiaLO continúa abogando por un proyecto de transformación de nuestra ciudad. Queremos un Logroño que se preocupe y piense en el Logroño actual pero también queremos llevar a cabo una visión del Logroño a futuro, del que querremos dejar a nuestras hijas e hijos o nietas y nietos. Para ello es fundamental trabajar para alcanzar una serie de principios que desde nuestra perspectiva son irrenunciables como son el ecologismo y la justicia social en el planteamiento de modelo de ciudad que queremos.

Queremos un Logroño donde desde el Ayuntamiento se pueda dar respuesta y soluciones concretas a todas las necesidades y problemas que puedan tener nuestros vecinos y vecinas para avanzar en alcanzar unas mayores cotas de igualdad. Nuestra idea es la de un municipio donde no tengamos que perder ni una sola persona joven más por la necesidad de tener un futuro, sino que apueste por su juventud con la creación de empleo y por facilitar el acceso a la vivienda, así como por el cuidado de nuestras personas mayores porque ellas ya cuidaron de nosotros y de nuestra ciudad anteriormente.

Queremos un Logroño feminista, con más motivo tras las manifestaciones del 8 de marzo donde vimos cómo se tiñó nuestra ciudad de violeta, donde tanto el feminismo como la diversidad afectivo-sexual sean líneas transversales en nuestra política y que, en consecuencia, se luche contra la violencia machista y los ataques de discriminación por razones de orientación sexual.

Queremos un Logroño ecologista que luche contra el urbanismo desordenado con barrios de segunda y el cambio climático apostando por la movilidad sostenible, la energía renovable, la reducción del consumo de recursos, el cuidado de los animales, la recuperación del arbolado y espacios naturales y donde exista una igualdad dotacional y de comunicación entre nuestros barrios.

Queremos un Logroño que defienda una oferta cultural pública, que promueva la creación artística de los logroñeses y logroñesas, una ciudad donde se potencie un turismo a través del fomento de nuestro patrimonio histórico y cultural, que impulse el deporte como una pieza fundamental para el desarrollo personal y que apueste produciendo y consumiendo en nuestro comercio local. En suma, una ciudad que se comprometa a integrar transversalmente a la ciudadanía en la institución municipal, donde la gente conozca y sea dueña de las decisiones que rijan la vida pública desde la igualdad de oportunidades y la gestión honesta en las políticas públicas municipales.

Por ello, en las próximas elecciones municipales, más allá de en una Alcaldía toca pensar en el Logroño en el que quieres vivir ahora y en el futuro. Es el momento decisivo de defender y proteger nuestras calles, nuestras plazas, nuestros servicios públicos, nuestros espacios naturales, nuestro patrimonio histórico y nuestra cultura.

En definitiva, el 26 de mayo es el momento de poner en relieve y tener presente nuestra vida diaria como vecinos y vecinas. Por ello es tiempo de apostar por el municipalismo de base, de contribuir, participar y construir en común un Logroño mejor para todas y para todos. Tú puedes hacerlo. Cámbialo.