Juego con control

La visible proliferación de espacios comerciales públicos dedicados específicamente a los juegos de azar y las apuestas deportivas ha venido conviviendo en La Rioja con una aplicación increíblemente laxa de algunas de las prescripciones determinadas por la normativa que regula el sector. Tal ha sido el caso del control de acceso de adolescentes menores de edad a las casas de apuestas deportivas y, muy especialmente, a los salones de juego, donde no resulta infrecuente su presencia y, por tanto, el libre acceso a las terminales de juego. No resulta extraño ni excesivo, por tanto, que la propia Administración se haya 'puesto las pilas' y dado un primer paso para atacar el nuevo escenario. Nuevo y preocupante a decir de los expertos, que alertan de que el paso de las tragaperras hoy en decadencia a los salones de juego y al juego 'on line' han coincidido con el cambio del perfil del jugador, hoy mucho más joven que hace sólo unos pocos años. En cualquier caso, la advertencia que en modo de circular han recibido los locales de juego instándoles, paradójicamente, a cumplir la normativa vigente de poco servirá si no se acompaña de una labor de inspección decidida y constante.

 

Fotos

Vídeos