Infausta tradición

Los alumnos de la UR revivieron ayer la tradición de las novatadas: una infausta costumbre que consiste en amargar el día (o incluso la semana) a los nuevos estudiantes. Aunque por fortuna el campus las ha prohibido en su recinto, los universitarios cumplen ahora con el rito en el parque de La Ribera, con el corolario de costumbre: algunos destrozos, mucha suciedad, molestias para los ciudadanos, alcohol en grandes dosis y comportamiento incívico. La alcaldesa, Cuca Gamarra, censuró con razón el estado bochornoso en que quedó el parque. Los veteranos -y también algunos novatos- se justifican aduciendo que se trata de «hacer grupo» y de pasar un día de fiesta, pero la propia razón de ser de las novatadas (humillar a los recién llegados) resulta indigna y debería ser erradicada de las costumbres universitarias. Hay, desde luego, formas mucho mejores de integrar a los estudiantes que ingresan en el campus que someterlos a vejaciones de diversa índole.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos