Huelga en Ryanair

Ryanair se enfrenta a la mayor huelga de su historia: los pilotos de Alemania han decidido sumarse a un paro laboral convocado por los de Irlanda, Bélgica y Suecia, y también es posible que se sumen los de Holanda. En julio hubo otra huelga convocada por los tripulantes de cabina de España, Bélgica, Italia y Portugal, precedida por otra huelga el mismo mes en la propia Irlanda. Las compañías low cost -de bajo coste- como Ryanair basan su éxito en la reducción drástica de los gastos, que les permite ofrecer precios muy competitivos, y los salarios desempeñan un papel esencial en este ajuste. Sin embargo, no hay empresa que resista una confrontación permanente con sus trabajadores, y Ryanair, fundada en 1985 y que sólo el año pasado reconoció a los sindicatos como interlocutores en la negociación laboral, se juega el ser o no ser si no cambia de actitud y pasa de la confrontación constante a una política de negociación y acuerdo. El público es muy sensible a las irregularidades en el servicio, por lo que si continúan los conflictos la compañía será la perjudicada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos