Hipotecas más flexibles

La futura ley hipotecaria será más flexible y benigna con los ciudadanos, a tenor de las modificaciones que se están introduciendo en el Congreso -aún ha de pasar por el Senado-. Así, los bancos no podrán proceder al embargo de una vivienda hasta que no se haya acumulado al menos un año de cuotas impagadas -ahora puede proceder al embargo cuando hay tres meses de impagos-. La hipoteca es el mayor y más frecuente endeudamiento de los ciudadanos y, tras la dura experiencia de la crisis, debe vigilarse que exista una relación equilibrada entre prestamista e hipotecado, con condiciones razonables que impidan desahucios como los vividos.

 

Fotos

Vídeos