Europa, fundamental

Europa, fundamental

Las elecciones europeas que se celebran la próxima semana son muy relevantes porque, al contrario que otras veces, nos jugamos en ellas el futuro real de Europa, amenazada por las pretensiones disolventes de una extrema derecha organizada que combate los principales valores de nuestra comunidad de países. La amenaza no es imaginaria ni ficticia. En Francia, Macron está tratando de impulsar enérgicamente una mayoría republicana, Renacimiento, articulada en torno a su partido La República En Marcha, frente al partido de ultraderecha de Le Pen que hace cinco años ganó las elecciones. Y ayer mismo se celebró en Milán una gran manifestación de apoyo al líder de la Liga, Matteo Salvini, empeñado en impregnar de virulenta xenofobia las instituciones. En el despliegue multitudinario participaron la francesa Marine Le Pen y el holandés Geert Wilders. El populismo estará en el próximo Europarlamento, pero es tarea de todos diluirlo en el apoyo general a una Europa volcada en la defensa de las libertades.