DE ESPALDAS A LA PUERTA

MANUEL ALCÁNTARA

El rechazo a la convocatoria de elecciones no tiene fecha, pero tiene los días contados. El secretario general del PSOE está preparado, si prospera la moción de censura, a convocar elecciones «en unos meses». Es la cifra más concreta que ha podido ofrecer a sus partidarios y a los que quieren hacer partes de España. A nadie se le oculta que, hoy por hoy, una convocatoria electoral beneficiaría a Ciudadanos. A Rajoy lo dan por políticamente muerto, pero quedan los enojosos trámites para enterrarlo y para comprobar que no resucita. De momento hay que echarle la culpa al adversario, que es por definición cualquier rival, de poca monta o de gran cabalgadura. El líder socialista se propone una convocatoria «dentro de unos meses», porque sabe que en el futuro cabe todo lo que se ponga. Ciudadanos, que es favorito en todas las encuestas, está pendiente de la llamada 'agenda social', que nadie sabe qué cosa es, pero todos sabemos que es muy influyente.

Mientras, Irlanda, que es oficialmente un país tan católico como España, ha legalizado el aborto por una contundente mayoría. Se ha impuesto la 'maternidad consciente', o sea, la que cuenta con los padres. Todos rechazaron, en el campo y en la ciudad, la injerencia de la Iglesia, y lo que se propugna es 'la procreación consciente', que no exige que esté de acuerdo la criatura que viene al mundo, sino las dos personas que la traen. Los dos goles de Bale, uno de espaldas a la puerta, tienen el tamaño de los símbolos y lo que quiere Pedro Sánchez es buscar cualquier atajo que le conduzca al poder, que por cierto, cada día puede menos. Mientras, sigue al pairo el conflicto catalán, que es el de siempre, más el que le añadimos cada día los que vivimos en otros sitios llamados España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos