Escasa ejecución

Según los datos oficiales, en el primer semestre del año, el Estado solo había ejecutado el 17% de las inversiones previstas para La Rioja en los Presupuestos Generales del Estado del 2018. Estas magras cifras no tendrían por qué despertar enojo todavía. El análisis de la ejecución presupuestaria debe realizarse a cierre de ejercicio puesto que las inversiones comprometidas no necesariamente se reparten de modo equitativo a lo largo de los meses. Sin embargo, el ya habitual incumplimiento del Estado justifica el escepticismo e incluso la desconfianza. En el último trienio, de los 260 millones en inversiones aprobados en los Presupuestos Generales para La Rioja, 91 no llegaron nunca a su destino. Más del 34%. Un euro de cada tres. Con este historial, conviene estar alerta para demandar al Gobierno central -esté quien esté en La Moncloa- que cumpla lo prometido.

 

Fotos

Vídeos