Empleo de calidad

La economía española ha alcanzado en junio los 19 millones de empleos que tenía antes de la crisis. Nadie pone en duda la recuperación cuantitativa del mercado laboral, que hay que atribuir al Gobierno de Rajoy, pero no apaga el debate en torno a la calidad del empleo que se está creando. El alto número de contratos que se firman cada mes (dos millones en junio) evidencia una alta rotación y precariedad. Y, como era de esperar, el Gobierno socialista ha comenzado ya a anunciar sus reformas normativas. En concreto, piensa eliminar, en cuanto tenga los apoyos parlamentarios suficientes, el contrato «de emprendedores», que permite el despido gratis durante el primer año. Y revisará también el otro contrato 'estrella' del PP: el de formación y aprendizaje. Las reformas laborales, del PSOE y del PP, trataban de reducir la destrucción de puestos de trabajo en la crisis. Ahora estamos en la fase de crecimiento y es preciso mejorar la calidad del empleo. Por justicia social, para recuperar la equidad y para mejorar los salarios -y con ellos las cotizaciones sociales y la recaudación fiscal-.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos