«¿Y tú qué dices? Di basta. Nadie sin hogar»

Distintos colectivos queremos llamar la atención sobre la situación en que viven las Personas Sin Hogar en medio de nosotros y recordar que no tener hogar supone no tener familia ni derechos. Es ser invisible para la sociedad; es ser «nadie».

Tener una vivienda adecuada fue reconocido un derecho en el artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la Carta Social Europea, y está recogido en el artículo 47 de la Constitución Española. Además, el Parlamento Europeo estableció en una resolución de 2013 que:

- el acceso a la vivienda social constituye un derecho fundamental que condiciona el acceso a los demás derechos fundamentales y a una vida íntegra,

- la garantía del acceso a una vivienda digna constituye una obligación internacional de los Estados miembros,

- las personas en situación de sin hogar son uno de los grupos prioritarios en la consecución de una vivienda social adecuada y digna.

Sin embargo, la realidad muestra que en La Rioja hay unas 100 personas en esta situación; en España, unas 40.000; y en Europa, varios millones. Por eso, la campaña lanzada este año con motivo del Día de las Personas Sin Hogar lleva por eslogan: «¿Y tú qué dices? Di basta. Nadie sin hogar». Basta de vulneraciones de derechos, de invisibilidad, de sufrimiento, de vivir en la calle, de inseguridad, de agresiones, de no poder acceder a una vivienda... Basta de no tener hogar.

Además, afirmamos que «Nadie sin hogar es posible». No es una fantasía ni una ilusión. Pero para ello es necesario el compromiso de las diferentes administraciones, entidades sociales y ciudadanía en general.

Por eso pedimos:

- Un modelo de sociedad diferente, cuyo objetivo sea el bien común, no el de unos pocos. Una sociedad que protege, promociona y lucha por la justicia.

- Más vivienda social para garantizar el derecho a la vivienda de todas las personas.

- Políticas sociales centradas en las personas y sus derechos.

- La vivienda no debe ser un negocio. Rechazamos un uso mercantilista que excluye y vulnera el derecho de muchas personas.

- Una Renta Básica de Ciudadanía que garantice a todo el mundo unos ingresos mínimos y que sus criterios abarquen al mayor número de personas posible.

- Pedimos a la ciudadanía que cuiden las expresiones y las ideas preconcebidas sobre las personas sin hogar, y especialmente a los medios de comunicación, que utilicen herramientas como las guías de estilo para no deshumanizar, sino para humanizar y concienciar de que todos somos personas.

En definitiva, solicitamos que el año que viene no haya nadie durmiendo en la calle en ninguno de nuestros pueblos y ciudades.

(*) Joaquín Yangüela es responsable de Integración de Cáritas La Rioja; Emilio Carreras es presidente de Cocina Económica; y Magdalena Pérez, es presidenta de Teléfono de la Esperanza en La Rioja

 

Fotos

Vídeos