Desmarques en el PP

Diario La Rioja
DIARIO LA RIOJA

Los catastróficos resultados del PP el 28-A han alarmado y consternado como es lógico a los líderes territoriales que han de concurrir a las elecciones del próximo día 26. Es sabido que en estos escalones inferiores de la política y la administración cobra particular importancia la personalidad de los candidatos, que a menudo prevalece sobre las siglas en que se amparan para concurrir a las elecciones. Y después del desastre de las generales, es comprensible que los políticos con arraigo hagan lo posible por desmarcarse del PP. En algún caso, como los de Albiol en su feudo de Badalona, Borja Sémper en San Sebastián o Manu Reyes en Castelldefels, el vínculo ha sido cuidadosamente ocultado con la aquiescencia del partido y el conocimiento de Pablo Casado. Las derrotas tienen siempre mal arreglo a corto plazo, y aunque el PP se apoya en estructuras territoriales sólidas, el giro al centro es más fácil de enunciar que de formalizar, sobre todo porque los cambios de mensaje no animan precisamente a las clientelas sino al contrario. Sea como sea, si el PP no consigue mantener la figura en sus principales feudos y conservar la segunda plaza en el ranking de las plazas más señaladas, la terapia de reconstrucción del principal partido de la oposición deberá ser de extraordinaria intensidad y dureza.