El PP que deja Rajoy

Cuando Mariano Rajoy alcanzó en 2004 la presidencia ejecutiva del Partido Popular, la organización gobernaba en la Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla y León, Galicia, Murcia, La Rioja y Baleares. En 2011, logró la mayoría más rotunda de su partido en el Congreso y gobernar en Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y Cantabria. Desde entonces, la red de los barones territoriales ha ido diluyéndose, y hoy sólo sobresale el gallego Alberto Núñez Feijóo. El resto se ha eclipsado, en parte a causa de la corrupción en varios territorios. Expulsado Rajoy del poder mediante una moción de censura y apartado por voluntad propia de la dirección popular futura, el sucesor deberá renovar todo el edificio, reconstruir el discurso, soltar el lastre de los escándalos y recuperar poder territorial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos