Debate de precampaña

Los deberes que en forma de propuestas de resolución, nada menos que 253, se marcaron ayer los cuatro grupos políticos del Parlamento de La Rioja como deberes para el epílogo de la legislatura dicen mucho de su afán. O, según se mire, descubren el reconocimiento tácito a su inacción durante los tres ejercicios precedentes, visto el rosario de cuestiones que asumen como anotadas en el epígrafe de 'pendiente'. Mas sea una u otra la interpretación a semejante prolificidad, no se trata de un fenómeno original ni novedoso sino de una recurrente forma de cerrar dos jornadas de debate a propósito de la región que, paradójicamente, apenas logra despertar la atención mínima de quienes la forman y, al fin y al cabo, deberían ser el objeto de los desvelos de sus señorías: los ciudadanos. Desvelos que, por el contrario, apuntan sin disimulo hacia la confrontación electoral de mayo. Cómo interpretar de otra forma la audaz apuesta del presidente Ceniceros por el gratis total para la enseñanza de 0 a 18 años que si, en efecto, se corresponde con la concepción política que para la educación viene defendiendo legítimamente su grupo también es cierto que tendría mejor y más creíble acomodo en el marco de un discurso de investidura. En cualquier caso, empeñada como parece la clase política en hacer categoría de la promesa incumplida, al común de la calle lo mismo le resbalan tal cual las 253 buenas intenciones aprobadas por sus señorías que los anuncios preelectorales del presidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos