Problemas al alquilar un coche en la estación de tren

REBECA VADILLO

Me gustaría advertir a los lectores sobre lo que me ocurrió el fin de semana del 2 de febrero con la empresa de alquiler de coches que opera en la estación de ferrocarril de Logroño y, en concreto, con el servicio de su página web.

El sábado, a las 14.50 realicé una reserva de un coche para recogerlo el domingo a las 10 en la oficina de la estación logroñesa. La web explica que no se te cargará ningún pago en la tarjeta hasta que se confirme el alquiler. A mí, sí me cargaron el importe, pero el domingo no me dieron el coche porque, según su explicación, la reserva entró fuera de horario de oficina. No me solucionaron el problema y tardaron 4 días en devolverme el dinero. Me pregunto: cómo es posible que ofrezcan y cobren o retengan un dinero por un servicio que no van a poder atender.