Una mujer cansada de pasar miedo

PAULA GÓMEZ

Ya estamos cansadas. Las mujeres tenemos miedo de volver solas a casa y esto tiene que terminar.

Mucha de la culpa la tienen el precio tan caro de los taxis y los horarios de los autobuses, que solo pasan a una determinada hora. Cuando salimos de fiesta a un pueblo tenemos que volver solas o acompañadas a casa y tenemos terror por lo que nos pueden hacer otras personas.

Los únicos autobuses que circulan por la noche en fiestas lo hacen a las seis y a las ocho de la mañana. ¿Saben lo que es para una mujer sola volver a las cinco de la mañana por la calle con gente borracha? Y cuando nos tenemos que ir a casa tenemos que esperar al autobús o que venga un taxi con sus precios caros o volver andando.

Deberían pasar los autobuses nocturnos con mayor frecuencia y que hubiera un mínimo de dos o tres taxis por zona.