En la jubilación de Antonio Fanlo

IGNACIO BARRIOBERO

cartas@larioja.com

El pasado día 21 Antonio Fanlo Loras, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de La Rioja, impartía, con ocasión de su jubilación, su última clase magistral con el título 'La singularidad hidrológica de España: la dimensión ambiental del derecho de aguas'.

Quien suscribe estas líneas le ha conocido en las tres facetas principales de la vida universitaria: como profesor en la etapa de estudiante en el 'Ala de Latinos' del Seminario de Logroño, primer emplazamiento de la embrionaria Facultad de Derecho; como director de su tesis doctoral sobre el «régimen jurídico de las aguas minerales y termales» -huelga decir que el tema me fue hábilmente sugerido por él- y, en los últimos años, como compañero de docencia, bajo su dirección, en el Área de Derecho Administrativo. En las tres facetas se ha caracterizado por su rigor y profunda entrega al mundo académico.

El profesor Fanlo supo insuflar en una Universidad de reciente creación como la nuestra el concepto clásico de Universidad, pues no en vano era transmisor y custodio de las mejores esencias de nuestro Derecho Administrativo, a través de su maestro el profesor D. Lorenzo Martín-Retortillo Baquer y, a través de éste, de D. Eduardo García de Enterría, cimeras figuras ambas de nuestro Derecho Público.

Inaugura Antonio Fanlo un nuevo estatus meramente burocrático -el de profesor universitario jubilado-, en el que le deseo la mejor de las estancias, si bien, como pudo verse en su lección de despedida, seguirá plenamente activo en su brillante labor intelectual, labor que, afortunadamente, no conoce de jubilaciones ni retiros.

 

Fotos

Vídeos