Gracias, cura Javi

BELÉN REVILLA GRANDE

Soy feligresa de la parroquia de San Miguel y Nuestra Señora del Burgo, de Alfaro.

A mediados del mes de julio pasado conocimos la noticia del traslado de nuestro párroco, don Javier Marín Martija, que ejerce su ministerio en Alfaro desde hace 15 años.

En esta carta quiero agradecer al sacerdote, a nuestro cura Javi, toda su dedicación a Alfaro. Y también manifestar públicamente mi disconformidad con dicho traslado.

Gracias, Javier, por dedicar tu juventud y tu preparación al pueblo de Dios en Alfaro. Por trabajar intensamente con los jóvenes y con las familias, acercando de nuevo a la Iglesia a tantos que nos alejábamos poco a poco.

Gracias, Javier, por recuperar nuestras tradiciones, por mantener y fomentar la veneración a los patronos, San Roque y nuestra querida Virgen del Burgo, pero también por la veneración constante a nuestro santo alfareño, San Ezequiel, y a nuestros beatos Tirso y Julián. Por conservar la devoción y la tradición de las cofradías alfareñas. Por el esfuerzo en comunicar la vida de la parroquia. Por tu constante recuerdo y referencia a los misioneros y sacerdotes alfareños. Por tu acertada gestión en la conservación, recuperación y mejora del patrimonio de la iglesia en Alfaro.

Has sembrado mucho, has cuidado bien la semilla que tenías. Te merecías, nos merecíamos, que recogieras el fruto.

Creemos que la decisión del obispo no ha tenido en cuenta, ni ha consultado, a la comunidad cristiana de Alfaro. Tampoco se nos ha dado ninguna explicación. No podemos entender este cambio. Quizá entenderíamos que Javier hubiera sido llamado a tareas de mayor responsabilidad, sin duda merecidas, pero no entendemos que el cambio sea a una labor similar en otra localidad, dejando su trabajo en Alfaro inconcluso.

La labor pastoral debe tener una continuidad, más aún cuando el sentir de la comunidad de Alfaro así lo demanda.

Hubo un tiempo en el que los fieles nombraban a sus pastores. En este tiempo, bastaría con tener en consideración su opinión en las decisiones que les afectan de forma tan importante.