¡Fascista!

JOSÉ RAMÓN MONGE

Cada vez se oye más en la calle con motivo de manifestaciones o de cualquier evento más o menos político la palabra fascista ya sea porque uno es policía, o porque lleva la bandera española, o porque va a misa, o porque es de determinado partido político, o por cualquier cosa o manera que suponga una discordancia entre el emisor y el pasivo receptor del dichoso vocablo.

Pero es que el lenguaje no es solo la palabra sino también el gesto, la mirada, la gesticulación y así vemos, a través de la pantalla de televisión, miradas de odio, de fanatismo, de repulsa incontrolada. Da pena. Por ello me viene a la memoria el famoso verso de nuestro inmortal Juan Ramón Jiménez: «Intelijencia, dame el nombre exacto de las cosas» y yo, modestamente, añadiría que, en cualquier caso, sea empleada la palabra con moderación, con sindéresis, con empatía. Claro que para ello hace falta la cultura del diálogo y la cultura en general. Ay.

cartas@larioja.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos