Emilio Francés y Santos Ascarza

FEDERICO SAENZ FRANCÉS

Como es natural, es una satisfacción para mí, nieto de Emilio Francés, que la ciudad de Logroño dedique una calle a mi abuelo, sobre todo por lo que tiene de reconocimiento a su valía personal.

Lo que no me agrada, en absoluto, es que la calle asignada sea la dedicada, hasta ahora, a otro ilustre riojano, el Teniente Coronel Santos Ascarza, que creo que reúne todos los merecimientos para tener ese honor.

Pienso que si el Consistorio considera que Emilio Francés merece tener una calle en Logroño, esta debería ser una de tantas que han surgido nuevas o que de producirse un cambio no tendría que ser a costa de otro ilustre personaje, de cualquier ideología.

Todo esto, además de para crear malestar entre muchas personas e incomodidad para otras muchas, solamente sirve para remover un pasado, ya muy lejano, lo cual es inconveniente desde cualquier punto de vista.