El 11 del 11 a las 11

JOSÉ-RAMÓN MONGE UGARTE

Sí, el día 11 de noviembre de 1918 a las 11.00 horas se firmó el armisticio por el cual se daba por terminada la Gran Guerra o Primera Guerra Mundial. Fue el infierno en la tierra. Miles y miles de muertos y de heridos y de enfermos sufrieron durante cuatro años y dos meses aquella pesadilla. El barro, las ratas, los piojos, entre otras calamidades, invadían las trincheras. Allí estaban los 'poilus' franceses y los 'boches' alemanes dispuestos a lanzarse sobre las trincheras enemigas defendidas por los alambres de espino y por las mortíferas ametralladoras. Todavía recuerdo que en mi infancia nuestra madre nos llamaba boches cuando cometíamos alguna tontería y la hacíamos rabiar. Cientos y cientos, seguramente miles, de libros, memorias, diarios, biografías se han escrito respecto a esta Guerra. Y se siguen escribiendo. Hace años estuve en Londres en esa fecha y la ciudad impresionaba por su silencio y por estar toda ella recubierta de tulipanes en recuerdo de los muchos «tommies» que habían dejado su vida en las llanuras de Flandes. Allí, a Bélgica, se habían obligado a ir para hacer frente a la ominosa invasión sufrida por este pequeño país a manos de Alemania sin previa declaración de guerra. Y a las once en punto todos los viandantes se colocaban en posición de firmes, durante tres minutos, para tener un momento de recuerdo. La última guerra, se pensó. Pues no fue la última porque diecinueve años después tendríamos, tendrían, la segunda todavía más cruel y sangrienta. Todo eso nos lleva a la construcción de Europa para terminar con aquellos holocaustos. A esta Europa que está en momentos difíciles pero que, entiendo, España está seriamente comprometida en favor de su consolidación y de un futuro exitoso exento de guerras.