Los derechos perdidos de los funcionarios

TEODORO ALESÓN LAS HERAS

Ya va siendo hora que dejen de disparar con pólvora ajena. Digo esto en relación al artículo publicado (27/06) sobre la exigencia de los sindicatos de la reversión de los derechos de los profesores eliminados en la crisis. A los sindicatos les diría que tuvieran la decencia de pedir para los funcionarios en general lo que antes no sean capaces de conseguir para el resto de trabajadores. Y a los políticos, que tengan conciencia de que cuando conceden a los funcionarios unos privilegios de los que no disponen el resto de trabajadores una buena parte del coste sale del bolsillo de estos, los trabajadores cuya situación es bastante peor que la del funcionariado. A ambos les diría que para cuándo la recuperación de la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, sobre todo en los nuevos puestos, los derechos perdidos con las modificaciones legislativas, la mayor precariedad, la pérdida del poder adquisitivo de las pensiones, etc. Por lo tanto, si tienen un mínimo de honradez, la recuperación de lo perdido por los funcionarios debe ir al mismo ritmo del resto del mundo laboral. Que quede claro que lo que yo defiendo es que el coste hora de un administrativo, jardinero, ingeniero, etc., de los funcionarios sea una media del coste del resto de trabajadores. Y que nadie quiera buscar dificultades, pues desde hace muchos años existen las técnicas de valoración de puestos de trabajo con las cuales se puede ajustar a cualquier trabajador dentro de una escala de niveles establecidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos