El correcto uso de la bici

TEODORO GARCÍA BARRAGÁN

Hoy por la mañana, me encontraba en la puerta de una academia en la Gran Via, en una zona muy concurrida, cuando un chaval de unos 17 años pasa por mi lado en la acera, montado en una bicicleta. Lo llamo, se para, se quita los cascos de los oídos y le pido que mire a mi bici, que yo había aparcado a unos metros de allí. Le digo que yo uso la bici todos los días y no ando por las aceras y que, por gente como él, se nos mira mal a los usuarios de la bici en la ciudad.

Me mira, se pone los cascos y se va montado en su bici por la acera.

Ya en la academia y con el permiso de la maestra, con la que tengo mucha confianza, les cuento a los alumnos lo que me ha sucedido, a un grupo de unos 20 chavales-as, de edades comprendidas entre los 11 y los 17 años.

Les pido que levanten la mano quienes piensen que el chaval de la bici se ha bajado de ella y se ha ido caminando.

Nadie levanta la mano.

Les pido que levante la mano quienes piensen que se ha ido montado en la bici por la acera.

Todos levantan la mano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos