Carta de una discapacitada a la alcaldesa de Logroño

SERAFINA ARTALEJO GONZÁLEZ

Señora alcaldesa de Logroño:

Como responsable de la adaptación y movilidad de la ciudad y de sus servicios deseo indicarle lo que los discapacitados dependientes tenemos que pasar en el Centro Deportivo Lobete para el uso de los vestuarios de discapacitados debido al abusivo, en mi opinión, uso que se hace de ellos.

Verá usted, hay muchos grados de discapacidad y, al parecer, a cualquier persona que tenga una discapacidad, por mínima que sea, se le da autorización para el uso de los vestuarios de discapacitados, aunque en realidad puedan usar los vestuarios normales. También en mi opinión si una persona puede desplazarse caminando sin ayuda a la instalaciones, puede desvestirse y vestirse sin ayuda y puede acceder al vaso de la piscina y ducharse sin apoyo, esa persona no necesita un vestuario adaptado en absoluto; si lo usa porque se le permite, tanto quien se lo permite como el usuario están siendo insolidarios con quienes de verdad son dependientes, con quienes necesitan ir siempre en silla de ruedas y con una persona de apoyo, a la que en muchas ocasiones tienen que remunerar, por lo que no pueden permitirse esperas.

En Lobete, los lunes y miércoles por la mañana, coincidimos tres personas realmente dependientes que nos podríamos apañar muy bien si el acceso a los vestuarios de discapacitados se hiciera con las restricciones oportunas.

Dicho esto, los discapacitados dependientes le agradeceríamos que tomara las medidas pertinentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos