Campos de exterminio

JOSÉ LUIS ESTEVE

Acabo de ver en la tele a un señor cuyo nombre no he podido retener, con un libro titulado 'Campos de exterminio', con lo cual la asociación con los campos de exterminio nazis está hecha. Tengo la experiencia de un tío abuelo, que por ser alcalde de mi pueblo, que estaba en zona roja, fue detenido y una vez comprobado que no era de izquierdas, fue liberado. Mi padre, guardia civil joven, siguiendo a sus mandos, estuvo pegando tiros desde el minuto uno del alzamiento de los generales, hasta que fue capturado por las tropas de Franco en Tarragona y llevado a uno de sus campos.

Una vez visto su expediente, fue separado de la Guardia Civil y volvió a casa con su mujer y su hijo. Las pasó canutas, porque no sólo en esos campos, sino en toda España, en 1940 se pasaba hambre, no solo por culpa de nuestra guerra, sino por la mundial. Nosotros, que vivíamos entonces en Valencia, nos salvamos gracias a los abuelos que se habían quedado en el pueblo y que nos mandaban fruta, carne, patatas, lo que podían. Mi madre las extendía bajo la cama sobre periódicos para que duraran más. Ahora la pregunta final: ¿qué habrían hecho las izquierdas con el PSOE a la cabeza si ganan la guerra?

Casi seguro, una república soviética, tipo Stalin, con lo cual lo habríamos pasado peor. No soy de derechas ni de izquierdas, pero desde luego no soy fácil de manipular, porque conocí esos años y no creo ser demasiado tonto.