Las bicicletas siguen mandando en las aceras

SALVADOR CANTABRANA JIMÉNEZ

A este equipo de gobierno del Ayuntamiento de Logroño se le pueden criticar muchas de sus actuaciones a lo largo de esta legislatura. La casa del cuento, el CCR, Maristas, la Glorieta, el deterioro del Casco Antiguo y muchas cosas más, pero el motivo de mi carta hoy es el caos existente en la ciudad debido al mal uso de las bicicletas y patines por las aceras.

Creo que somos la inmensa mayoría de los habitantes de esta ciudad, y sobre todo de los que nos gusta pasear, los que estamos dolorosamente hartos de hacerlo en las condiciones en la que lo hacemos. Desde el punto de la mañana hasta la noche, en todos los barrios, en el centro y en las afueras es verdaderamente insoportable caminar sin tener que esquivar a ciclistas que invaden las aceras. Y lo hacen de frente, por detrás, por las esquinas, muchos de ellos a gran velocidad y sin respeto alguno. La mayoría son jóvenes, pero también los hay talluditos. Como no se sanciona y parece ser que el espíritu cívico brilla por su ausencia, va en aumento el malestar para los peatones. Son múltiples las quejas por ello en el Teléfono del lector de este diario o en programas de radio adonde acude el concejal portavoz Miguel Sáinz, y no se obtiene ninguna respuesta concreta, y menos aún soluciones. La normativa es clara. Está prohibido circular por las aceras en bicicleta. Pero no se sanciona. Increíble pero cierto. El desasosiego de las personas mayores que se sienten inseguras, los niños pequeños a los que las bicis pasan rozando, cualquiera que sale de su portal y no le da tiempo a esquivar a estos que van a toda velocidad. Y por supuesto que si les recriminas su conducta solo recibes insultos y malos gestos.

Esto acabará algún día con peleas y trifulcas entre peatones y ciclistas si este Ayuntamiento, de una vez, no se digna a atajar este problema, que por otra parte no parece que revista de mayor complicación. Hace falta querer. Turistas que se van para no volver por el desastre que supone pasear tranquilos. El misterio es por qué el equipo de gobierno no actúa ya. Para multar coches en San Mateo o en navidades ya andan bien listos. Algún día sabremos por qué, pero de momento les exigimos a que apliquen la ley. Con la misma celeridad con que quitaron el otro día los dichosos lazos amarillos alegando que no se puede permitir que se altere la convivencia, arreglen este problema de convivencia en Logroño, que nos afecta mucho más que los lazos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos