Inditex puntualiza

JESÚS ECHEVARRÍA

Estimado director:

He tenido la oportunidad de leer una de las 'Cartas al director' publicada en este diario el pasado 29 de abril con el título «La dentadura del caballo», firmada por Benito Coterón Blanco. Debo, en primer lugar, transmitirle mi profundo respeto hacia las opiniones de todos los lectores de su periódico, incluida ésta. Pero, precisamente por este respeto, y ante la gravedad y falsedad de las afirmaciones, le expongo una serie hechos -no opiniones- por si considera oportuno tenerlos en cuenta:

1. Afirma este lector que «Inditex paga al Estado 600 millones (de euros) menos de lo que le corresponde». Esto es sencillamente erróneo. Confunde el autor un informe cuya falta de rigor ha sido subrayada desde diversas ópticas, fundamentalmente vinculadas al concepto de post-verdad con la realidad. No sólo no es cierto sino todo lo contrario: durante los últimos cinco años Inditex ha aportado al Impuesto de Sociedades en España más de 2.000 millones de euros, cantidad que supone más del 2% del total recaudado por el Estado por este concepto en el conjunto de la economía española, hecho sin precedentes en ningún país. En 2016 Inditex ha aportado a las arcas del Estado en España 1.616 millones de euros (5.600 millones de euros en todo el mundo), por diferentes conceptos.

2. Señala el autor que nuestra producción «está radicada sobre todo en India y Bangladés, donde se explota.». Yerra también en este punto, dado que el 60% de la producción de Inditex se realiza en proximidad, fundamentalmente entre España, Portugal y Marruecos. En cualquier caso, permítame afirmar categóricamente que en todos los países donde existe producción -desde México a Japón- los proveedores se han escogido de forma selectiva previo análisis de sus capacidades, y en todos los casos Inditex mantiene una política de tolerancia cero ante cualquier situación de irregularidad laboral. Nuestra trazabilidad contrastada por terceros no termina en nuestra primera línea de abastecimiento -aquellos proveedores con los que tenemos una relación comercial directa-, sino que abarca hasta la última línea de nuestra cadena de producción, incluidas las industrias auxiliares. Un equipo de sostenibilidad con más de 3.000 personas, internas y externas, dedicadas a este análisis, permiten asegurar su correcto control.

3. La supuesta declaración del presidente de Inditex [«los españoles son unos vagos que no quieren trabajar»] es simplemente falsa. Jamás ha dicho esa frase.

Todos estos datos y hechos son absolutamente contrastables, comprobables y están accesibles en nuestra página web (http://www.inditex.com).

 

Fotos

Vídeos