El deporte es un empeño colectivo

MARIO M. CORTÉS BÉJAR

Crecí con la película Soñaba con llegar algún día a ser medallista olímpico. Esta ilusión me daba fuerzas para dar el máximo cada día en lo deportivo y en lo académico. Fueron unos años duros pero pienso que todo aquel esfuerzo mereció la pena. Encontré buenas amistades. Compartí alegrías y penas con mi familia que siempre me apoyó. Pasé muchas horas con mi entrenador, que me dio, con ilusión y de forma altruista, parte de su vida.

Nos dicen que el deporte es saludable, que genera valores en nosotros. Admiramos a nuestros deportistas dándoles premios como en la reciente Gala del Deporte. Pero todo esto no se construye solo. Necesita de la colaboración de familias, entrenadores, clubs, profesores, comunidades y gobiernos. Todos forman un castillo de naipes que va sujetando en lo más alto a nuestros deportistas. Si uno de estos falla, no lo conseguirán. No rompamos el sueño, unas veces utópico y otras real, que empuja a las nuevas generaciones dando ejemplo a otras que vendrán.