El fin del califato

DIARIO LA RIOJA

El utópico califato que se propuso crear el Estado Islámico (ISIS) en Siria e Irak fue ayer derrotado por las milicias kurdas encuadradas en la coalición Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), que eliminaron los últimos focos de resistencia en Baguz, un remoto poblado al Sureste de Siria, en la frontera con Irak. Pero la euforia de Washington tiene escaso fundamento. No se conoce el paradero de al Bagdadi, y la ideología del Estado Islámico sigue viva no sólo entre los 50.000 seguidores internacionales que se sumaron a la causa sino en el tejido social sirio y de otros países. Además, todavía hay que acabar con núcleos resistentes de Al Qaeda, primos hermanos de los islamistas del ISIS. La salida de los Estados Unidos y el afán de Ankara de acabar con la amenaza kurda complican el panorama de una Siria inestable que al noveno año de la guerra ha de lamentar más de 370.000 muertos y un tremendo empobrecimiento general.