Brasil sin Lula

Luiz Inácio Lula da Silva ocupaba el primer lugar en las encuestas cuando la esperada decisión del Tribunal Superior Electoral brasileño lo apeó de la carrera presidencial por estar condenado en firme por corrupción. Una ley conocida como 'ficha limpia', aprobada en 2010 a instancias del propio Lula, ha sido el verdugo del expresidente brasileño, que no resistió la tentación de vivir su retiro con un lujo que no podía pagarse. A Lula le quedan todavía varios recursos judiciales pero la ley es muy clara, y todo indica que su postergación es definitiva. En todo caso, hoy se reúne con su número dos, Fernando Haddad, quien podría sustituirle, aunque lógicamente con menos apoyos que el líder moral del Partido de los Trabajadores. Brasil se ha desestabilizado gravemente con las últimas crisis y necesitaría un gobierno fuerte y con apoyos para recuperar el pulso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos