Borrell, Alto Representante

Era muy difícil que la Unión pudiese encontrar un candidato más idóneo para un tiempo de incertidumbres y convulsión

Borrell, Alto Representante
Diario La Rioja
DIARIO LA RIOJA

El Parlamento Europeo dio ayer el plácet para el nombramiento de Josep Borrell como Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, dentro de la Comisión presidida por Ursula von der Leyen. El apoyo de populares, socialdemócratas y liberales, mientras verdes y el grupo más a la izquierda de la Eurocámara no se oponían, frente a la postura contraria de la extrema derecha, describen el amplio respaldo con que contará Borrell al inicio de su mandato. Respaldo que contrasta con el rechazo del Parlamento Europeo a la designación de dos comisarios propuestos por Hungría y Rumanía, y con el nuevo examen al que ha obligado a otros tres de Francia, Polonia y Suecia, respectivamente. Pedro Sánchez no logró en el Consejo Europeo dotar de más atribuciones a la cartera prevista para su todavía ministro de Exteriores. Pero todo indica que Borrell accede al gobierno de la Unión con la fuerza necesaria para desempeñar sus funciones específicas, y también para hacer valer su criterio ante la presidenta Von der Leyen y en el seno de la Comisión. Josep Borrell declaró ante los parlamentarios europeos que su propósito es actuar de manera más decisiva y pronta ante las situaciones críticas que se sucedan en el escenario internacional. Aunque para ello deberá validar su posición, caso por caso, ante los titulares de Exteriores de los distintos países miembros de la UE. Una misión que requiere tanta energía y perseverancia, como habilidad en la conciliación de los distintos intereses que concurran en cada momento. Borrell se enfrentará a dificultades y circunstancias comprometidas que ha podido soslayar durante el desempeño de sus obligaciones ministeriales. La remisión a la UE de buena parte de la acción exterior de los socios europeos no está suficientemente tasada, y dependerá en gran medida de la capacidad de iniciativa y respuesta inmediata a los acontecimientos que muestre el nuevo Alto Representante. Era muy difícil que la Unión pudiese encontrar un candidato más idóneo para un tiempo de incertidumbres y convulsión. La experiencia profesional, política e institucional que atesora Josep Borrell, junto a sus profundas convicciones, permiten pensar que podrá dotar a la UE de una política exterior proactiva y unitaria.