¿PARA CUÁNDO EL BARRIO DE LOS CALADOS?

Marcelino Izquierdo
MARCELINO IZQUIERDOLogroño

El 23 de junio del 2008, una nutrida comitiva oficial, encabezada por el entonces presidente Pedro Sanz, visitó, con pompa y circunstancia, 'La Puerta Gótica'. El ambicioso proyecto contemplaba, sobre una superficie de 8.200 metros cuadrados, la puesta en marcha de 30 viviendas, locales comerciales, oficinas, un hotel temático con 60 habitaciones, un centro de enoturismo con bar, restaurante, balneario y una bodega de vino de crianza. Una década después, tanto el conjunto de calados medievales y renacentistas como el arco apuntado del siglo XV que da a la calle Ruavieja están en manos de la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, también conocido como 'banco malo') y 'okupados', desde hace un año, por un centro social autogestionado por jóvenes.

Con independencia del proyecto 'okupa', la inacción del Ayuntamiento de Logroño en esta zona de la ciudad -por no hablar del ninguneo al Centro de la Cultura del Rioja- está impidiendo que vecinos y foráneos disfruten de un patrimonio tan singular como valioso. Sin ir más lejos, dos de los bodegas de 'La Puerta Gótica' son magníficos calados del XVI dejados a su suerte, uno de ellos antigua capilla de un convento de monjas.

Parece increíble que, a estas alturas, no se haya planteado el Consistorio la elaboración de un plan director del barrio de los calados, que incluya Ruavieja, San Gregorio, Mercaderes... más aún, cuando durante los últimos años el Gobierno de La Rioja ha subvencionado con 60.000 euros al Colegio de Arquitectos para que redacte planes de conservación de estos barrios en la toda región.

Tomen nota, por favor, los nuevos ediles que salgan de las urnas.