APERITIVO Y TERRAZA

BOQUERINI

Se dice, y con mucha razón, que nada mejor para una buena siesta que hacerla con el run run de los documentales de La 2 como fondo. El verano propicia la siesta, y en La 2, los documentales nunca faltan, noche y día, a todas horas. Este martes en 'A partir de hoy' hablaron de la siesta. 'A partir de hoy' (sí, el programa de Máximo Huerta en La Primera) es como un remanso de paz en ese horario de aperitivo y terraza en el que el resto de cadenas están con cotilleos y sucesos, cuanto más sangrientos, mejor (Antena 3 y Telecinco), absurdos 'realities' (Cuatro), spaghetti westerns de esos de a muerto por minuto (La 2) o insoportables debates de pactos sí o pactos no -todos los días lo mismo- (La Sexta). El programa de Máximo es amable, se dialoga sin levantar la voz y toca temas agradables. Y de forma breve porque, ya se sabe, lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y ayer hablaron de 'los beneficios de la siesta'.

Este martes, Huerta (cuesta llamarle Máximo después de años conociéndoles como Maxim) y sus colaboradores (María Gómez, Juanma López Iturriaga, Sergio Pazos y Olga Viza) se refirieron a la 'siesta de funcionario' (la que dura hora y media) o a la 'siesta del carnero'. Hablaron con turistas capaces de tomarse un chocolate con churros calentito acompañado de unas aceitunas con 40 grados a la sombra, de otros turistas que visitan Madrid con un 'pack' que incluye ver 'El rey león' y una vista al Primark. Y con Fernando Guillén Cuervo (que mostró fotos del álbum familiar) como invitado.

Pero para 'guest star', la del pasado viernes, la gran Verónica Forqué, que habló desde su experiencia en una playa nudista de la Costa Brava, con dos únicas bañistas, de su trabajo con Bruce Dern en inglés, de su padre y de su madre, de Cuba o de las cosas que llevar en una maleta. Un gran encuentro para un programa amable y simpático, de los que no enervan ni deprimen. 'A partir de hoy' ha nacido como programa de verano, como una tertulia de terraza a la sombra, pero bien podría prolongarse durante todo el año ya que es una buena alternativa a otros espacios que siempre están con lo mismo. Aquí se habla, pero sobre todo, se escucha. Y en unas televisiones en las que todos chillan y nadie escucha, que exista un programa donde se puede escuchar es muy importante.