Un ajustado 28 de abril

El sondeo de GAD3 obliga a Sánchez y a Casado a apurar las posibilidades de sus partidos por encima de eventuales aliados

Un ajustado 28 de abril
DIARIO LA RIOJA

La encuesta preelectoral de GAD3 que publica este periódico concede al PSOE de Pedro Sánchez una ventaja sustancial respecto al PP de Pablo Casado, brindándole al primero la oportunidad de reeditar la alianza con la que logró la investidura mediante el voto de censura contra Mariano Rajoy; mientras el segundo está obligado a lograr que la fórmula empleada en Andalucía adquiera durante la campaña una mayor verosimilitud de éxito en torno a la égida 'popular'. El sondeo de GAD3 coincide con los demás estudios publicados hasta la fecha al indicar que flaquean los aliados preferentes del PSOE y del PP, Podemos y Ciudadanos respectivamente. Tanto la formación que lidera Pablo Iglesias como la que preside Albert Rivera parecen perder fuerza en cuanto a las expectativas que habían suscitado como opciones emergentes. Lo que obliga a socialistas y 'populares' a labrarse su propio terreno electoral, desentendiéndose de lo que pueda ocurrir con la sigla que se presenta como su partenaire principal para conformar una mayoría de gobierno tras el 28-A. De hecho, el PSOE no puede renunciar a disputarle votos a Unidas Podemos por temor a que se debilite aun más el aliado que se sitúa a su izquierda. Todo lo contrario, la campaña electoral será testigo de una pugna, en parte explícita y en parte sorda, entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Algo parecido ocurrirá en el campo de las derechas, puesto que el PP necesita asegurarse el máximo de senadores y de diputados sin pararse a especular sobre los que pudieran aportar Ciudadanos y Vox a una eventual mayoría parlamentaria. La propia depuración a la que Sánchez y Casado han procedido en la confección de sus respectivas candidaturas provinciales les obliga a obtener los mejores resultados, independientemente de la suerte que corran a la hora de sumar a otros partidos para hacerse con la presidencia del Gobierno. El estudio de GAD3 permite suponer que los esfuerzos realizados por el PP y Ciudadanos para contrarrestar el ascenso de Vox tras las andaluzas del pasado 2 de diciembre han podido servir para atenuar su auge. Pero, al mismo tiempo, ha conducido a Casado y a Rivera a descuidar el espacio más al centro, sin el que no pueden aspirar a una mayoría parlamentaria y al que están emplazados a atender en las semanas que restan hasta el 28-A. Por su parte, Sánchez e Iglesias se enfrentan a la desmovilización del electorado de izquierdas, tradicionalmente más exigente o crítico; bien porque se genere un estado de opinión que dé por descontado el triunfo socialista, bien porque las desavenencias internas lastren el escrutinio final.

HORIZONTE DE INESTABILIDAD. La encuesta de GAD3 advierte de que las tres derechas no suman para una mayoría absoluta en el Congreso, y su división podría relegarlas en el Senado. Pero señala también que el PSOE de Pedro Sánchez requeriría del independentismo catalán -de ERC y JpC- para dar lugar a una mayoría de gobierno. Perspectiva que los socialistas no podrán eludir a la hora de explicar sus intenciones futuras. La eventualidad de un reencuentro postelectoral entre Rivera y Sánchez parece hoy tan remota e insuficiente, que el cuadro general enciende las alarmas sobre una legislatura cuando menos tan inestable como la iniciada en 2016, si no parecida a la de 2015. El riesgo inmediato es que el ejercicio 2019 se quede en blanco, entre los 'viernes sociales' del actual Gobierno y la imposibilidad de que cuaje una mayoría a partir del 28-A. El horizonte al que apunta la encuesta de GAD3 es el de la inestabilidad, si Cataluña continúa en manos de una pulsión unilateral por la república independiente.