POR LOS SUELOS

MARÍA JOSÉ GONZÁLEZ - EL TRAGALUZ

Chema y Sonia son dos riojanos del común y el corriente. Él, albañil; ella, ama de casa. Buenas personas. Confiadas. Viven en Uruñuela. Tienen dos hijos y están hipotecados. Sin embargo, ambos, y sin pretenderlo, han hecho historia en La Rioja al ser los primeros ciudadanos de la comunidad que le han doblado el codo a su banco logrando que un juez les dé la razón y puedan recuperar todo lo que la entidad les ha cobrado indebidamente durante años en concepto de cláusula suelo. Tendrán que ajustar cuentas y recalcular las cuotas mensuales, pero algo más de 5.000 euros volverán a los bolsillos de los que nunca debieron salir.

«Los bancos están para ganar, jamás para perder» fue una de las enseñanzas que esculpió en nuestro aprendizaje un fantástico profesor universitario de Economía ya retirado. «Cuando ustedes escriban información financiera, si alguna vez consiguen ejercer el periodismo (sí, la crisis de la profesión viene de muy, muy lejos) adopten esta declaración como piedra filosofal en sus análisis», aconsejó cabalmente aquel sabio al que mi promoción perdió la pista.

Patxi. López. Un socialista del común y el corriente. Su máximo cargo institucional fue la lehendakaritza (por favor, no contará la efímera presidencia del Congreso ¿verdad?), posición que debe al apoyo del PP, del PP, al que vuelve a agradecer el 'favor' asegurando en su primera comparecencia como candidato a las primarias que el PSOE nunca debió haberse abstenido en la investidura de Rajoy.

López. El superlópez que precipitó a su partido en el País Vasco (otrora cantera de ministros) al abismo de los mínimos históricos. El que se duele de haber visto al PSOE por los suelos «muy cercano a la derecha». ¿Cuándo candidato?, cabe preguntarle. ¿Con el desbloqueo de la gobernabilidad de España? ¿Con su ascenso a Ajuria Enea? ¿Cuándo, eh? ¿Cuándo?