PERDER LOS PAPELES

MANUEL ALCÁNTARA

Siempre es temerario hacer un balance, pero hay que hacerlo cuando el año se acaba y el tiempo sigue. Los papeles para pagar pensiones escasean y el Gobierno anuncia que ha encontrado la solución: emitir más papel. El Fondo de Reserva está herido de pronóstico reservado y el otro día sacó 936 millones más. Apenas quedan unos 15.020 en la célebre hucha de las pensiones, pero el pago está garantizado hasta la extra de julio y no hay que ser un pájaro de mal agüero ahora que el tiempo vuela y el año que viene está llegando. Son tiempos de perdones y de proyectos y hemos decidido que romper las fotos del Rey es «libertad de expresión» y que irrumpir en pelota en una iglesia puede ser una conducta irrespetuosa, pero no es una profanación. Confiemos en que Rita Maestre no haga lo mismo en una mezquita, porque Alá, que es grande, no perdona los pecados pequeños y sería la última vez que lo hiciera. También los dos anarquistas que atentaron contra la Basílica del Pilar de Zaragoza han conseguido que el Tribunal Supremo acepte su tesis y les reduzca la pena, cosa que jamás han logrado los partidarios de Pedro Sánchez. Sus críticos dudan de que sea el líder idóneo, palabra que según me decía Paco Umbra,l no usaba él nunca porque idóneo le sonaba a duodeno.

Iglesias y Rivera, que tienen tripas por estrenar, desean acabar con las corrientes internas, pero la pelea ha terminado muy igualada. Casi en un combate nulo. Tampoco Su Santidad el papa Francisco ve claro el camino de la Iglesia y ha denunciado 'resistencias malévolas' a la reforma de la curia. ¿Por qué se están perdiendo los papeles? El culpable es el viento, que se los lleva ahora que ha empezado oficialmente el invierno y vuelve a traer el tiempo, que es redondo y cada año nos trae locos y nos da muchas vueltas mientras hacemos balance. Nunca nos cuadra hasta que llegue el último, pero hay que seguir haciéndolo. En algo hay que entretenerse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos