Zapatero y Otegi se reunieron el 8 de septiembre en un caserío en Elgoibar

DAVID GUADILLA

BILBAO. Arnaldo Otegi y José Luis Rodríguez Zapatero se reunieron el pasado 8 de septiembre en el caserío Txillarre de Elgoibar, donde se fraguó la tregua de ETA de 2006 y en el que la izquierda abertzale y destacados dirigentes socialistas mantuvieron durante varios años conversaciones para lograr que la banda dejara las armas. La cita, según las fuentes consultadas, se produjo a petición del líder de EH Bildu y no ocultaba un trasfondo, sino que tenía un componente más privado, para «conocerse personalmente». Este periódico se ha puesto en contacto tanto con la coalición abertzale como con el entorno oficial del expresidente del Gobierno y no han querido hablar del asunto.

El proceso de paz que ETA reventó al volar la T4 de Barajas el 30 de diciembre de 2004 abrió una relación singular entre Zapatero y Otegi. Nunca se habían visto en público hasta la fecha, pero los guiños entre ambos han sido diversos a lo largo de los últimos años. El expresidente del Gobierno llegó a decir que el principal referente de la izquierda abertzale lanzaba un «discurso de paz», en alusión a su apuesta por las vías políticas. Tras salir de prisión en marzo de 2016, Otegi no dudó en valorar de forma positiva la actitud de Zapatero cuando estaba en la Moncloa, le definió como un «presidente valiente» y consideró que había tenido un papel importante para que la paz se instalase en el País Vasco.

La cita se produjo el 8 de septiembre, sábado, días antes de que el exsecretario general del PSOE realizase una gira por varios países de Latinoamérica. Un periplo en el que le rodeó la polémica después de que saliese en defensa del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. El propio Otegi ha intensificado su agenda política desde su salida de prisión. En noviembre de 2016 estuvo en la sede central del PSE, en una reunión al más alto nivel con Idoia Mendia, para «normalizar» las relaciones entre ambos partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos