Villarejo transcribió una llamada en la que Fernández de la Vega ofrece el apoyo de ZP al Santander contra el BBVA.

El pinchazo es de enero de 2005, al teléfono de un directivo del Santander, Ignacio Ruperez Calvo.  Le llama Miguel Sebastián, en ese momento jefe de la oficina económica de Zapatero. Según el diario Moncloa.com, Sebastián quiere que el Santander apoye a Sacyr y al empresario Juan Abelló, en el intento de quitarse de en medio a Francisco González y hacerse con el control del BBVA.El Santander no lo tiene claro.  Duda de que el respaldo del Gobierno sea lo suficientemente firme.  Sebastián le pasa a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega que le dice que esté tranquilo porque no habrá problemas. Cuentan con el aporo del presidente le dice.La conversación, según la transcripción de Villarejo está llena de huecos en blanco, hay inhabilitadores de señal que impiden una escucha limpia. El juego sucio es en todas las direcciones: Según el informe de Villarejo, Sebastián que sospechaba de que Francisco González les estuviera espiando, utilizó los recursos del CNI para hacer contraespionaje.  Según la tesis del excomisario, pretendían pillar así a Francisco González, y hacerle caer por ello.