Las dos últimas sesiones del juicio a La Manada, abiertas a la prensa, pero sin cámaras

Los jueces han cambiado sus planes ante las filtraciones interesadas de lo que ocurre dentro de la sala. Por eso han decidido que las dos últimas sesiones, las de las conclusiones de acusaciones y defensas, sean a puerta abierta. El abogado de varios de los acusados había pedido también que el resto del juicio fuera público, pero se ha desestimado. Hoy sigue creando polémica el informe de un detective privado que intenta desacreditar a la joven. La defensa de La Manada dice que sufren un linchamiento e incluso denuncian amenazas. Pero muchas voces critican el informe, admitido a trámite, por culpabilizar a la mujer. El revuelo es tal que el propio Tribunal Superior de Justicia ha aclarado en una nota su actuación. Dice que el informe es de las redes sociales: mensajes y fotos que colgó la propia chica. Juristas consultados respaldan la decisión del tribunal. Así, ante una posible condena evitarían un recurso por indefensión.