Turull pensaba que la huelga de hambre sería peor y se siente «como flotando»

Concentración y caminata nocturna alrededor de la prisión barcelonesa de Lledoners. :: S. SÁEZ / EFE/
Concentración y caminata nocturna alrededor de la prisión barcelonesa de Lledoners. :: S. SÁEZ / EFE

Diputados soberanistas y algún consejero de JxCat realizarán hoy un ayuno de 24 horas en apoyo de la protesta de los cuatro presos de Lledoners

CRISTIAN REINO

barcelona. El dirigente de JxCat, Jordi Turull, exconsejero de la Presidencia, cumplió ayer su quinto día desde que empezó una huelga de hambre el sábado pasado para presionar al Tribunal Constitucional y a la justicia española a un mes del inicio del juicio del 1-O. En un primer momento, inició la protesta junto a Jordi Sànchez y días después de sumaron Joaquim Forn y Josep Rull, todos ellos de la coalición que impulsó Quim Torra para las elecciones del 21-D. El diputado nacionalista, encarcelado en Lledoners (Barcelona), reconoció ayer en una entrevista en Rac-1 que pensaba que la huelga de hambre sería peor. Creía que estaría más irritable, pero en cambio le parece que está «como flotando». Solo bebe líquidos y un sobre con sales minerales y glucosa disuelto en un litro de agua. También toma café. «No nos lo hemos tomado en broma, lo estamos haciendo muy seriamente», advirtió.

Turull aprovechó la entrevista para cargar contra el PSC y Cs por no haber acudido a la prisión a visitarle. «Lo de Ramón Espadaler no tiene nombre», dijo sobre el exdirigente de Unió, ahora en las filas del grupo socialista. «Que no me vengan con valores cristianos. Espadaler le respondió que está «predispuesto» a visitarle.

Ayunos contra el 6-D

Mientras, en el independentismo se suceden los actos de apoyo a los cuatro dirigentes de JxCat que se han declarado en huelga de hambre. Así, miembtos del Gobierno catalán, como la consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, y diputados de JxCat, ERC, la CUP y el parlamentario de los comunes Joan Josep Nuet participarán en uno de los ayunos colectivos que promueve la ANC. Será en la parroquia de los Capuchinos de Sarrià, en Barcelona, y durará 24 horas, desde las nueve de hoy a las nueve de mañana.

Los dirigentes soberanistas salen en defensa de sus compañeros en prisión y además hacen coincidir la protesta con el cuadragésimo aniversario de la Constitución española, que califican de «cárcel para la libertad», según Quim Torra, que no podrá estar en la protesta, pues hoy viaja a Eslovenia donde pronunciará una conferencia titulada «Cataluña: de la jaula constitucional española a la libertad».

El PDeCAT, además, anunció ayer que presentará en todos los ayuntamientos catalanes mociones de apoyo a la huelga de hambre.

 

Fotos

Vídeos