Torra insinúa que plantará la próxima semana al juez de los lazos amarillos

Quim Torra junto a la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, que preside la Diputación de Barcelona./EFE
Quim Torra junto a la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, que preside la Diputación de Barcelona. / EFE

El presidente catalán da a entender que el 25 de septiembre estará en el debate de política general en el Parlament

CRISTIAN REINOMadrid

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, insinuó este jueves que no acudirá la semana próxima a la citación en el juicio por un presunto delito de desobediencia por no retirar a tiempo los lazos amarillos de la fachada del Palau de la Generalitat en periodo electoral.

Torra dijo que hasta la semana que viene no anunciará si planta o no al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, aunque dejó caer que sus planes pasan por ir al Parlamento catalán, donde se celebra el debate anual de política general (entre el 25 y el 26 de septiembre, igual que el juicio), y no ir al tribunal de justicia. «Tengo un magnífico debate de política general en perspectiva... o no», tuvo que añadir tras una breve pausa, cuando se dio cuenta de que estaba dando demasiadas pistas.

En su entorno ya han deslizado que Torra no está obligado a acudir a la vista porque la ley de Enjuiciamiento Criminal establece que el acusado debe estar presente si la pena a la que se enfrenta es superior a dos años de prisión. No es su caso porque la Fiscalía reclama año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia. Podrá no estar obligado, pero su plantón será un gesto de rechazo a la justicia española días antes de que se conozca la sentencia del Tribunal Supremo en la causa del 'procés'.

Desobediencia civil

El presidente de la Generalitat señaló además que, a pesar de «estos días tan complejos», su Gobierno «ha mantenido la agenda como la teníamos prevista y enviando a la ciudadanía el mensaje de que las instituciones de Cataluña siguen adelante, haciendo su trabajo». Una forma de decir que los avatares electorales en España le traen al pairo.

El desplante de Torra al tribunal, si se materializa, formaría parte de la campaña de desobediencia civil que quiere emprender el independentismo como respuesta al Supremo. Las movilizaciones arrancan mañana con el segundo aniversario del 20-S, seguirán la próxima semana en el juicio de los lazos amarillos, más tarde se conmemorará el 1-O y por último llegarán las protestas cuando se haga público el fallo en la primera quincena de octubre.

Se da la circunstancia de que ante la celebración de nuevas elecciones, Torra volverá a verse en la tesitura de descolgar la pancarta que hay en el Palau de la Generalitat a favor de los presos, cartel que la Junta Electoral le ordenó retirar y por lo que será juzgado.

Más información: