Todos pendientes de Puigdemont

Con una sílaba es suficiente. "La respuesta es muy sencilla: sí o no". Es lo que le reclama al presidente de la Generalitat el Gobierno en boca de su ministro del Interior en una entrevista concedida a la Cadena COPE. Que el diálogo, la oferta del Ejecutivo, dice Juan Ignacio Zoido, sigue intacta. "Si contesta con una ambigüedad significará que no quiere el diálogo. Por tanto, el Gobierno de España, que le ha tendido la mano de una manera muy sincera, tendrá que aplicar las medidas que corresponda". Y para eso cuenta, a priori, con el PSOE. Entrevista en eldiario.es a su secretario general, que ve ante esta situación una gran oportunidad. "Estamos ante la oportunidad de que sea la legislatura de la reforma constitucional. Una reforma constitucional sobre cómo Cataluña se tiene que quedar en España. Podemos alumbrar entre todos una sociedad mucho más actual al sentir de Cataluña y del resto de España". Para Pedro Sánchez, la legislatura catalana está agotada, es inevitable ir a elecciones que dé una nueva mayoría transversal. Única solución para Ciudadanos. Como explica su secretario de Comunicación, Fernando de Páramo, es una situación insostenible. "La irresponsabilidad del señor Puigdemont ha llegado hasta un punto que va a ser en una asamblea de la CUP los que decidan el futuro de todos los catalanes; en una asamblea de la CUP donde se decida que dejemos de ser catalanes, españoles y europeos". Por eso piden al Gobierno de Rajoy que convoque elecciones en Cataluña de inmediato. El PP, en este punto, no coincide. Así lo indica el presidente de ese partido en Cataluña: "Es imposible poder afrontar unas elecciones autonómicas en los próximos meses, en unas mínimas condiciones de garantías democráticas, viviendo la situación que se está viviendo en parte de la administración de la Generalitat". Que hay que afrontar y dar respuesta a la realidad, como la educación o, ahora mismo, la economía. Para Xavier García Albiol, el cambio de sede de algunas empresas es sólo el primer paso de la miseria que espera a los catalanes si no hay cambio de rumbo.