Suspenden el juicio por inasistencia del médico acusado con un cuadro de mareos

M. B.

La Audiencia Provincial de Madrid suspendió ayer la segunda y última sesión del juicio del caso de los 'bebés robados' contra el doctor Eduardo Vela, de 85 años, tras no comparecer en la sala de vistas por haber ingresado en urgencias hospitalarias tras sufrir un episodio de «mareos» y «dolores», según ha comunicado su defensa. Tras dar un plazo de dos horas, el tribunal decidió la cancelación de la vista oral tras recibir un mensaje del abogado de la defensa. Ahora espera el informe médico pertinente para fijar una nueva fecha para la reanudación del juicio.

Fuentes jurídicas explicaron que los servicios del 112 acudieron la pasada noche al domicilio del doctor en Madrid tras recibir una llamada de la familia por un cuadro de «mareos» horas después de declarar en el juicio. Sin embargo, los sanitarios convinieron que no había motivos para llevarlo a Urgencias tras darle tratamiento preventivo. Pese a ello, la familia decidió trasladarlo por su propia cuenta.

Guillermo Peña, abogado de Inés Madrigal, mostró su sorpresa por los acontecimientos y ha señalado que se trata de una maniobra «dilatoria» y de «mala fe».