El Supremo estudia si la salida de Rull de prisión sin permiso judicial fue irregular

El exconsejero de Territorio, Josep Rull, interviene en un acto en Madrid en octubre de 2016. :: efe/
El exconsejero de Territorio, Josep Rull, interviene en un acto en Madrid en octubre de 2016. :: efe

El centro penitenciario de Lledoners autorizó que el exconsejero catalán fuera el pasado sábado a ver a su hijo al hospital tras sufrir una grave caída

MATEO BALÍN MADRID.

Malestar en el Tribunal Supremo por el permiso extraordinario de urgencia concedido al exconsejero catalán Josep Rull, que se encuentra en prisión preventiva por la causa del 'procés', sin avisar antes al alto tribunal. La Sala Segunda (Penal) está estudiando los pormenores de la autorización dada a Rull para salir el pasado sábado del centro penitenciario de Lledoners, en Barcelona, y ver a su hijo pequeño hospitalizado por si pudiera haber habido alguna irregularidad, según señalaron fuentes del Supremo.

El tribunal, que enjuiciará el 'procés' independentista, tiene previsto pedir informes al centro penitenciario y al juzgado y, en el caso de apreciar que se pudo cometer algún delito, lo enviarán a la Fiscalía para que informe al respecto.

La salida fue concedida por la dirección del centro de Lledoners -sobre el que tiene competencia la Generalitat- de la que no se informó previamente al Supremo, que es el órgano judicial competente para decidir sobre los permisos de los nueve acusados que se encuentran en prisión preventiva.

El alto tribunal solo tuvo conocimiento de la concesión de este permiso a posteriori, cuando recibió una comunicación de la prisión. Sin embargo, en la misma no se adjuntó documentación médica alguna del menor que justificara su salida.

Consultado por los servicios penitenciarios, el juzgado de guardia de Manresa dictó una resolución a las 17:00 horas del sábado en la que rechazó la autorización pese a que la Fiscalía se había mostrado a favor. Sin embargo, el magistrado recordó en su auto que el artículo 161.4 del reglamento penitenciario faculta al director general del centro para autorizar una salida extraordinaria para «casos de urgencia».

Conmoción cerebral

Apenas unos minutos después, a las 17:18 horas, Rull salió con dicho permiso y fue trasladado bajo custodia policial al Hospital San Juan de Dios de Manresa para ver a su hijo, que la víspera de Reyes, y durante una visita familiar a la cárcel, se cayó y sufrió una fuerte conmoción en la cabeza que le produjo una pérdida de conocimiento. Los servicios médicos penitenciarios tuvieron que evacuarlo de urgencia y en ambulancia hasta este hospital, donde pasó unas horas desorientado, sin reconocer a sus familiares, aunque, finalmente, le dieron el alta y pudo pasar la noche de Reyes en casa.

Tras visitar a su hijo, Rull, para quien la Fiscalía pide 16 años de prisión por un delito de rebelión agravada, regresó a la cárcel a las 19:20 horas, dos horas después de su salida excepcional.

Hasta la fecha, el Supremo no ha accedido a ninguna de las múltiples peticiones de libertad ni permisos solicitados por el que fuera consejero catalán en el Ejecutivo de Carles Puigdemont, procesado en rebeldía en la causa del 'procés'. El tribunal juzgador tampoco aceptó la salida extraordinaria en las pasadas navidades para estar con su familia, una resolución conocida después de que se pasase el plazo solicitado por Rull y otros presos.

El 22 de enero los acusados están citados en el Parlament para declarar en la comisión de investigación sobre el artículo 155, impulsada por los partidos soberanistas para investigar los efectos de su aplicación en Cataluña. Están llamados a comparecer como testigos, aunque para acudir presencialmente a la Cámara necesitarían de nuevo pedir permiso al tribunal que juzgará el 'procés'.