'Santi Potros' sale de prisión tras 31 años de condena

'Potros', a su salida ayer. :: efe/
'Potros', a su salida ayer. :: efe

Con cuarenta asesinatos a sus espaldas, estuvo detrás de los atentados más sanguinarios de ETA como el de Hipercor

DAVID GUADILLA

BILBAO. Santiago Arrozpide Saralosa, 'Santi Potros', abandonó ayer la cárcel de Topas (Salamanca) tras pasar 31 años en prisión y cumplir el máximo tiempo legal de condena. El que fuera inductor de alguno de los atentados más sangrientos de la banda, como el de Hipercor, 21 muertos, y República Dominicana, otros doce, fue recibido a las puertas del penal por su pareja y otros dos allegados. Luego se trasladó a su localidad natal, Lasarte, donde no se le tributó ningún homenaje público, aunque sí hubo pancartas de apoyo al exdirigente etarra.

Arrospide Sarasola, de 70 años, obtuvo su «licenciamiento definitivo» tras pasar tres décadas en prisiones de Francia y España. Aunque estuvo al frente de los comandos etarras en una de las etapas en las que ETA actuó con mayor dureza, se distanció de la estructura a raíz del atentado de la T4 con el que la banda puso fin a la tregua decretada en 2006.

El exdirigente terrorista pasó inadvertido sus primera horas en libertad. Comió con unos familiares y no se dejó ver. En Lasarte lucían algunas pancartas con el lema 'Ongi etorri Xanti' y contra Covite, que fueron retiradas por la Ertzaintza.

La noticia de su excarcelación obligó al departamento psicosocial de la AVT a ponerse en contacto una a una con las víctimas del exjefe etarra para informarles de su inminente puesta en libertad. Con 'Potros' ya en la calle, los diferentes colectivos de afectados por el terrorismo optaron ayer por lanzar un mensaje de denuncia y resignación. Porque aunque reconocieron que su salida de prisión era inevitable porque había cumplido el tope legal marcado por la ley -el exdirigente etarra fue juzgado con el Código Penal antiguo-, tenía que haber pasado más tiempo en prisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos